Un recorrido de mil millas, inicia con el primer paso.

Caminemos juntos hacia la justicia social y el fortalecimiento de nuestros valores ciudadanos, te invito a leer mis pensamientos y a compartir los tuyos.

viernes, 14 de mayo de 2010

Un mitín en vía contraria, así, cómo se hace Patria? ! (escrito para las elecciones de mayo del 2008, pero todavía aplica)

Disculpen. En el título me hace falta un signo de interrogación, no encuentro la opción en mi computadora. Como tampoco encuentro la racionalidad de un mitin en vía contraria como el que presencié en la tarde de hoy.
Hay mil y una maneras de llamar la atención del pueblo, de los seguidores, de los votantes. Hemos visto innumerables spots publicitarios en la televisión, marchas a favor de los candidatos presidenciales, blogs dedicados a las campañas, incluso facebook está atiborrado de certámenes de política.
Sin embargo, jamás había visto que para hacer campaña se recurra a violentar leyes tan esenciales para el ser humano, que han sido consideradas incluso derechos fundamentales. Me refiero a las leyes de tránsito e incluso voy más allá...el derecho a la vida del otro.
En menos de cinco minutos más de diez motores en vía contraria y dos guaguas de color blanco también en vía contraria me pasaron por el lado -debo señalar que una de ellas estuvo a punto de chocar con dos carros que iban en su carril-y el gran mensaje que llevaban a la ciudadanía era que como en cuatro años todo había sido realizado al contrario de lo normal, el candidato del PRD iba a arreglarlo.
Ahora bien, me parece que las vías para hacer llegar el mensaje rompieron todo el sentido común y realmente lo que se ha entendido es que van en vía contraria, violando las leyes de tránsito y atentando contra la vida de los ciudadanos que después del trabajo tratábamos de llegar a nuestros hogares.
De lo anterior se desprende que si con el mitin están violentando normas y poniendo en peligro la vida de los ciudadanos, me dice el sentido común que un futuro gobierno de esa manera tan desorganizada y que tome las cosas tan a la ligera, como hacer un mitin de manera tan irresponsable, es garantía de inestabilidad, indefensión y retroceso.
Así es que queremos forjar Patria? le pregunto al pueblo dominicano. Es una pregunta sin etiquetas, no está dirigida al peledeísta, al perredeísta, al reformista.
Le pregunto a aquél que nació en esta Isla, que poco importa su preferencia política, color de piel, religión, sexo; pues todos tenemos algo en común: una dominicanidad que nos corre por las venas, una, que hay que defender a toda costa porque mucha sangre que nos ha costado.
Y sin banderas políticas debemos usar la razón y preguntarnos si estuvo bien la forma de propaganda que se utilizó, piense que sus hijos(a), nietos(a) o usted mismo(a) pudieron estar en la 27 o en la Alma Máter como yo, y un motor o una guagua en vía contraria le impacte como casi me impactaba a mí, solo por llevar un mensaje político, que pudo haber sido canalizado de otra manera.
No se censura el hecho de llevar el mensaje político, sino de cómo fue canalizado y cómo se le quiso transmitir a la población, poniendo en peligro su seguridad y creando discusiones violentas entre aquellos que tenían su derecho de paso por estar en la vía correcta y aquellos que obstruían el tránsito en vía contraria llevando el mensaje.
El caos que imperó en las DOS HORAS de tapón que estuve, no lo había visto nunca, era como si jamás fuésemos a salir de ahí, porque no se sabía cómo se iba a dejar pasar a los carros, unos en vía contraria y otros como la ley manda.
Me imagino que mis amigos y amigas del partido blanco me preguntarán por qué critico a su partido, están en lo incorrecto. No estoy criticando, estoy analizando. Los demás partidos, no han hecho mitines en vía contraria todavía y espero esta sea la primera y última vez y lo tomen como enseñanza.
No soy politóloga, socióloga, menos aún miembra de ninguno de los partidos, pero sí soy una ciudadana consciente y quiero lo mejor para mi país y después del día de hoy, me pregunto para qué los asesores políticos y jefes de campaña están ahí, porque evidentemente hubo falta de mentes pensantes en esa idea o tal vez, se salió de control.
Poco importa el partido, si rompe las leyes estando en campaña, no se puede esperar que las cumpla cuando llegue al poder y esto lo digo por simple lógica, no por simpatía.
Hoy sentí en mis huesos el vacío educacional que tenemos. Cómo una multitud se deja llevar por un lema político y violenta las leyes sin decir no, hay otras maneras de llevar el mensaje, incluso universitarios y profesionales, que han tenido acceso a la educación fueron capaces de apoyarle. Entonces, es un vacío de valores el que tenemos, de no confundir lo que está bien con aquello que a todas luces puede atentar contra nosotros como Nación.
Un ciudadano que quiere a su país sabe decir que no y deja de apoyar lo mal hecho. No se sienta a mirar lo que pasa, hace algo al respecto. No se dejallevar por pasiones políticas cuando sabe que lo que hace está mal.
El problema no fue el mitin, o la gente que lo mal organizó y para llevar un mensaje quebrantó normas, el problema es que miles de ciudadanos también lo hicieron, prueba de que el problema fundamental de nuestro país no es el gobierno ni quién ostente la primera magistratura de la Nación, el problema de la República Dominicana- mi isla de playa, sol y arena- es la falta de educación y la poca conciencia ciudadana y cívica que existe.
Como decía Fernando Savater a su hijo Amador, algunas órdenes no deben cumplirse, los caprichos tampoco porque tienden a adectar otras personas y menos aún actuar por costumbre; porque al final ninguno garantiza que hagamos lo correcto, eso solo lo sabemos nosotros mismos.
La orden de ir en vía contraria estuvo mal dirigida, pero peor quienes lo hicieron. El capricho de ir en vía contraria para mover una bandera e ir en el can estuvo mal, porque se dejó a un lado los perjuicios que se pudieron causar y en efecto se causaron. Y si es la costumbre que nos tiene tan desorientados, encontremos otra forma de hacer política, porque las acciones actuales no funcionan para la posteridad, sino que continúan mal educando a un pueblo que cree saldrá adelante.
Hagamos Patria y no nos llevemos del color de nuestros partidos para analizar este mitin, reconozcamos las cosas cuando están mal dirigidas y así seremos parte del cambio, porque empezaremos a crear conciencia y a pensar con criterio, no siendo parte de una masa por costumbre, sin reflexionar.
Hoy, he vuelto a reivindicar mi partido: República Dominicana.





Por: Elizabeth Mateo
Ciudadana Dominicana
 
14 de mayo del 2008

1 comentario:

ferzvladimir dijo...

tu entrada esta excelente. son muchas las reglas que se rompen con estas actividades, y la primera de ellas es la falta de respeto que tienen los militantes de partidos contrarios.

el dia que nos comencemos a respetar como ciudadanos, no veremos nunca mas este tipo de cosas y mucho menos violencia ni muertes.